top of page

¿Con quién se casaron los hijos de Adán y Eva?



Gracias Daniel por hacer esta pregunta a tu corta edad. Es una pregunta muy importante porque involucra varios temas clave acerca de la vida y de la fe. De hecho, es una de las preguntas más frecuentes que hacen tanto los ateos como los cristianos.

Piensa en esto: Si Caín se casó con alguna mujer que no era descendiente de Adán, significaría que había otros grupos de personas y que la historia de la creación no sería correcta. También significaría que no somos descendientes de Adán y Eva. Y eso serviría como base para decir que existen diferentes razas con diferentes niveles de evolución.

Pero, ¿cuál es la verdad?

La Biblia dice que todos descendemos de Adán y Eva. Los evolucionistas dicen que todos provenimos de una molécula formada por reacciones al azar que después de millones de años se convirtieron en monos y después de otros millones de años se convirtieron en hombres y mujeres. Los evolucionistas no pueden explicar satisfactoriamente cómo surgió el hombre ni cómo se estableció la familia.

La Biblia nos enseña que Dios creó al hombre. Adán fue el primer hombre (Gén. 2:7; 1 Co. 15:45). Luego creó a Eva para ser la compañera perfecta del hombre (Gén. 2:22). Con ellos Dios constituyó el primer matrimonio (Gén. 2:24) y estableció el primer hogar en el Edén.

La Biblia dice que Eva es la madre de todos los vivientes (Gén. 3:20). Todos los humanos descendemos de Adán y Eva… eso quiere decir que ¡todos somos parientes!

Hechos 17:26 dice: “Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra”.

Esto es muy significativo pues elimina todas las ideas de racismo o de superioridad de una raza sobre otra. Los evolucionistas enseñan que hay diferentes razas porque algunas evolucionaron más que otras. La evolución, basada en las teorías de Darwin, es una filosofía racista. Pero la Biblia enseña que todos pertenecemos a una sola raza, la raza humana. Y la ciencia lo ha confirmado. Los investigadores del genoma humano han encontrado recientemente que las diferencias genéticas entre dos personas, pertenecientes a cualquier raza, son menores del 0.2%. Incluso cuando las dos personas pertenecen al mismo grupo racial. Todos somos Homo sapiens sapiens.

Ahora, la Biblia menciona tres hijos varones de Adán y Eva: Caín, Abel y Set (Gén:4:1,2,25).

También, la Biblia dice que Adán vivió en total 930 años y tuvo hijos e hijas (Gen. 5:4). ¿Cuántos hijos e hijas tuvieron Adán y Eva? No sabemos, pero fueron muchos sin lugar a duda.

Llegamos entonces a la pregunta original: ¿Con quién se casaron los hijos de Adán?

La respuesta puede sonar un poco escandalosa para nosotros en el siglo XXI, pero necesariamente se casaron con sus hermanas o con sus primas o con sus sobrinas.

Pero, ¿no está prohibido casarse entre hermanos o primos?

Actualmente el casamiento entre parientes cercanos es ilegal en casi todos los países del mundo. Cuando se casan parientes cercanos la probabilidad de que los hijos nazcan con anormalidades es muy alta.

Pero al principio no era así. Durante muchos siglos el casamiento entre parientes cercanos era permitido. En la Biblia podemos ver por ejemplo los casos de Abraham y Sara, que eran medio hermanos (Gén. 20:12); Isaac y Rebeca, eran primos (Gen. 24: 15); Amram, el padre de Moisés, se casó con su tía (Éx. 6:20).

Fue hasta 2500 años después de Adán, en la ley de Moisés, que se prohibió el casamiento entre parientes cercanos (Lev. 18:6).

¿Por qué hubo ese cambio?

Al principio la información genética en Adán y Eva era perfecta, pero con la entrada del pecado, la información genética se fue degenerando. La humanidad no ha experimentado una evolución hacia algo mejor, sino una degeneración. Cuando parientes cercanos con información genética parecida se casan, se incrementa la probabilidad de que dos genes “malos” se junten y produzcan anormalidades en sus bebés.

Entonces, podemos decir con seguridad que los hijos de Adán y Eva se casaron al principio con sus hermanas y después con sus primas o sobrinas, etc.

Concluyo diciendo que nosotros creemos en la Biblia, creemos en la Creación del hombre, creemos en el diseño divino del matrimonio y de la familia. La creación es una explicación mucho más coherente y creíble que el mito de la evolución.

2326 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page